EQUO MURCIA DEPLORA EL MENSAJE ALEJADO DE LA REALIDAD DEL PP EN EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA CIUDAD

ayuntamiento2

El equipo de gobierno, con el alcalde Ballesta a la cabeza, tiene una visión totalmente alejada de la realidad del municipio, según el Grupo Local de EQUO Murcia, en el primer debate sobre el estado de la ciudad celebrado ayer en el Salón de Plenos del Ayuntamiento.

Según el partido verde, la situación en la que se encuentra el municipio de Murcia dista mucho del relato que nos ha querido vender el Partido Popular a través del primer edil. En un discurso vacío, poco creíble, con cierto engolamiento propio del que no se cree lo que pretende comunicar, el alcalde ha hecho un repaso de los principales temas relativos a su año y medio de mandato. En su discurso, el alcalde de Murcia ha pretendido hacer creer que se ha hecho mucho en relación a asuntos como la huerta, el río Segura, la movilidad sostenible, el soterramiento, el modelo social o el modelo productivo.

Pero nada más lejos de la realidad: Para EQUO Murcia, lo que para el equipo de gobierno es la recuperación ambiental del río Segura o la huerta, no son más que proyectos faraónicos de tipo lúdico, con un coste desorbitado, que desnaturalizaría aún más el río y su vega. Lo que para el alcalde es habilitar medidas de movilidad sostenible, para EQUO Murcia no se trata más que de un brindis al sol. Peatonalizar parte de la avenida Alfonso X El Sabio, destinar el tramo urbano del río para la bicicleta o compartir el carril bus con taxis y bicicletas por la Gran Vía no es, a juicio de la formación ecologista, solucionar el grave problema del tráfico que congestiona la ciudad y contamina el aire. Anunciar un aparcamiento disuasorio en El Palmar es una medida ineficaz si no va acompañada de un sistema de transporte público eficiente que lo conecte con el centro de la ciudad. El alcalde no habla de mejorar el sistema de transporte público, que se encuentra en un estado deplorable en cuanto a frecuencia de líneas, precio y calidad del servicio. El resto de las medidas anunciadas no dejan de ser proyectos sin plazos ni financiación adecuada (como los carriles bici prometidos año tras año).

En cuanto al soterramiento de las vías a su paso por Murcia, no se ha avanzado nada, mandando un mensaje ambiguo a la ciudadanía, sin dar plazos para la llegada del AVE soterrado. EQUO Murcia lamenta que, para el alcalde, la solución a los problemas ambientales pase sólo por la creación de entes como la Oficina del Graffiti o el Consejo Sectorial del Ruido, cuya eficacia será seguramente tan escasa como la Oficina de la Bicicleta.La ausencia de medidas para corregir los desequilibrios entre los distintos sectores de población, en un municipio donde una tercera parte de sus habitantes está en riesgo de pobreza, demuestra la poca voluntad política del equipo de gobierno para paliar esta situación. EQUO Murcia exige que se aumente la partida municipal destinada a solucionar los problemas sociales y de vivienda de miles de familias que lo están pasando mal, hasta igualar en porcentaje lo que las principales ciudades españolas destinan a ello.

En referencia al modelo productivo, el propio alcalde reconoce que Murcia carece de un sector agrícola e industrial, y que sólo con una genérica promoción de “emprendedores” pretende activar la economía local. Dice apoyar al comercio y, sin embargo, el modelo de grandes superficies alejados de las pedanías y el centro es lo que se promueve desde el consistorio, condenando al comercio minorista a una lenta agonía, sólo animado por puntuales ferias callejeras. El modelo educativo sigue el ataque que, desde la Consejería de Educación, se hace a la Enseñanza Pública. La ausencia de una red de escuelas infantiles de titularidad pública para atender a una población de más de 400.000 habitantes, la existencia de barracones en colegios de pedanías como Guadalupe, Casillas o Sangonera La Verde, así como la escasez de bibliotecas, sobre todo en pedanías, y las que existen con prácticamente ninguna actividad de fomento a la lectura, contrastan con el mensaje triunfalista del alcalde en este tema. La inexistencia de un plan de reactivación cultural diferenciada de los festejos, que acerque las actividades culturales (música, artes plásticas, teatro, etc,) a la sociedad al tiempo que fomente la escena local, así como la atención a los deportes minoritarios distintos al fútbol o al baloncesto son otros de los problemas no solventados por el equipo de gobierno.

En resumen, para EQUO Murcia, poco se ha hecho para facilitar la vida de los habitantes de la ciudad de Murcia en este año y medio de mandato del alcalde Ballesta, limitándose a diseñar campañas de marketing para aparentar que se toman medidas, pero sin que la sociedad murciana perciba un cambio para bien en su calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *