EQUO RM APOYA LA CELEBRACIÓN DE LAS CHARLAS SOBRE DIVERSIDAD SEXUAL EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

El partido verde lamenta que la Consejería de Educación haya cedido a las presiones del Foro de la Familia y haya intentado cancelar las charlas que, por otra parte, se vienen celebrando desde 2010 en los centros públicos que lo solicitan, sobre respeto a la diversidad sexual.

Forma parte del cometido de la educación pública tratar los aspectos relacionados con la educación afectivo-sexual, y así está recogido en la actual ley educativa, al reconocerse en su preámbulo que “la realidad familiar en general, y en particular en el ámbito de su relación con la educación, está experimentando profundos cambios. Son necesarios canales y hábitos que nos permitan restaurar el equilibrio y la fortaleza de las relaciones entre alumnos y alumnas, familias y escuelas”. El intento de la Consejería de dejar de impartir esas charlas pone de relieve la estrechez de miras del Partido Popular, siguiendo las indicaciones del Foro de la Familia, teniendo una visión muy tradicional de la institución familiar, limitándola a la unión entre un hombre y una mujer, y obviando que se ha ampliado ese concepto con la inclusión de otras realidades, como familias formadas por personas del mismo sexo, con o sin descendencia, así como a familias monoparentales.

El papel de prevención del acoso y el ‘bullying’ al alumnado por su orientación o identidad sexual, la prevención de la homofobia y la educación en el respeto y la tolerancia ante la diversidad que realiza desde hace años el colectivo “No te prives” es muy importante para atajar este problema sobre el que la Consejería de Educación no puede mirar para otro lado, y que, junto a otros tipos de acoso, afecta al 11% del alumnado de la Región de Murcia.

EQUO RM también cree que el derecho a conocer la diversidad afectivo-sexual de la sociedad por parte de la población estudiantil está por encima del empeño de algunos en evitar la transmisión de esa información, en un enésimo intento del sector más retrógrado de imponer su ideología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *