EQUO RM pide que la recuperación del espacio afectado por el incendio de Calblanque respete las condiciones naturales

Este desastre ecológico debe hacernos reflexionar sobre el desarrollo urbanístico en el entorno del Parque Regional.

Un nuevo incendio ha vuelto a causar graves estragos en uno de los parajes más singulares de la región. Si el año pasado fue la sierra del Molino en Calasparra, este año ha sido el Parque Regional de Calblanque el afectado.

El incendio ha supuesto un nuevo desastre para la biodiversidad de nuestra región, con importantes daños en esta zona propuesta como reserva de la biosfera,  la Peña del Águila. Ello supone también un revés para un turismo de naturaleza sostenible.

Desde Equo RM queremos resaltar que varios cientos de hectáreas han sufrido incendios repetidos en cortos periodos de tiempo en esta zona.

Se debe mantener la integridad y la protección de las zonas incendiadas y el gobierno de la Comunidad Autónoma debe asegurar su recuperación futura en las condiciones naturales. Esta situación debería hacernos reflexionar sobre la limitación de asentamientos y urbanizaciones en el entorno del Parque Regional de Calblanque.

Equo RM insta a la administración regional a ejercer una mayor vigilancia sobre nuestro  patrimonio en el litoral que evite el  abandono de espacios como Cabo Cope, Percheles, Sierra de las Moreras, sierras litorales de Cartagena y las recientes roturaciones en la cañada de Gallego en Mazarrón.

La creciente presión humana en los espacios naturales de la región debe ser controlada y es necesario y urgente que se apliquen los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales en dichos espacios de forma urgente.

Equo Región de Murcia cree que nuestro patrimonio natural debería gestionarse desde una consejería propia de Medio Ambiente, como sucede en la Junta de Andalucía, Madrid o en Castilla y León.

Por último, si tal y como ha afirmado el presidente de la CARM “todo apunta a que el incendio ha sido provocado”, esperamos que la investigación correspondiente desvele las causas y fines reales del incendio y se depuren todas las responsabilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *